Sobre La Cocina Económica

 


Desde su fundación, el 1 de mayo de 1886, la entidad ha prestado sus servicios de manera ininterrumpida y para ello siempre ha contado con la colaboración de los ciudadanos de A Coruña, así como de diferentes empresas y entidades, incluso de fuera de la ciudad en algún caso. A lo largo del año 2018, fueron cuatrocientas cincuenta y dos las personas que se acercaron por primera vez a la entidad demandando alguno de los servicios de la misma, y un total de 1.226 personas y/o familias las atendidas por medio de los diferentes servicios.  De media ciento noventa personas comen cada día en el comedor, seiscientas cincuenta familias aproximadamente hacen uso del servicio de reparto, casi un centenar lavan diariamente su ropa, cincuenta personas acuden al centro de día y los servicios de trabajo social atienden a cerca de setecientas personas.

Pero detrás de estos datos cuantitativos, están las historias de vida de las personas, experiencias vitales únicas que las han llevado a situaciones de pobreza, exclusión social o sin hogar, y de las cuales es testigo de primera mano el Trabajador Social: desde la persona que hace dos años que se ha quedado en situación de desempleo, pasando por el joven que está durmiendo en una casa ocupada y pertenece a una familia de origen desestructurada, hasta el hombre con un enfermedad mental crónica y una adicción al alcohol que duerme en la calle desde hace más cinco años. Cuando alguna de estas personas accede a alguno de los servicios de la entidad, el objetivo siempre es el mismo: cubrirle parte de sus necesidades básicas y prestarle atención social para que pueda mejorar sus condiciones de vida.

La Cocina Económica de A Coruña es una “gran familia”; muchos usuarios dicen “esta es mi casa”, cuando la entidad no abre por la tarde y no dispone de camas ni de ningún servicio de pernocta. Pero lo que realmente subyace a la afirmación de “esta es mi casa” es el sentido de pertenencia, esa necesidad primaria y básica que todos necesitamos cubrir inmediatamente de después de comer, vestirnos o descansar, si hablamos refiriéndonos a la pirámide de necesidades humanas.

Y eso es precisamente lo que aporta la Cocina Económica de A Coruña a sus usuarios por encima del plato de comida, una ducha o ropa limpia; es decir, sentido de pertenencia: formar parte de algo, una cuestión básica para cualquier ser humano desde que nace e imprescindible para su desarrollo personal y social”.



 

Todos los beneficios obtenidos con la venta de Otras Coruñas irán destinados a la Cocina Económica 

25,00 € + envío ︎︎︎ Comprar



  Comprar